Practicar, practicar, practicar

Retrato, dibujo al grafito.

No queda otra, si quieres aprender hay que practicar, si quieres mejorar hay que practicar. Cuanto más mejor, mejor cuanto más. Yo suelo hacerlo una hora diaria (a veces algo más) y los domingos unas 3 o 4. Cuanto más mejor, pero mejor poco que nada. Cuando trabajas todo el día y estás deseando llegar a casa para desconectar a veces no apetece dibujar, nuestro subconsciente que se suele encargar de buscar excusas plausibles, nos susurra al oído “total para 15 minutos que quedan antes de cenar”, y por supuesto nos dejamos “aconsejar”. Bien pues no, no hay que escuchar a ese “amigo cómplice”, hay que ponerse, y dibujar, aunque sea solo 15 minutos antes de cenar. El tiempo si se quiere, aparece, es una simple cuestión de prioridades, nada más.

Si no practicas no avanzarás, si no practicas olvidarás lo aprendido, si no practicas perderás facultades. La habilidad para dibujar es como un músculo, hay que obligarlo a trabajar para que mantenga sus capacidades.

Dibujar, practicar, practicar, practicar. Lo dicho no os olvidéis de dibujar y de practicar.

Entradas relacionadas:
Técnica: retrato
Técnica: dibuja todos los días

Retrato mujer, dibujo al lápiz de grafito.

2 comentarios en “Practicar, practicar, practicar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s