Dibujo

Técnica: Retrato II

audrey-hepburn-dibujo
Retrato a grafito

Hacer un retrato no implica necesariamente hacérselo a una persona en particular, quiero decir que se pueden hacer retratos que tengan por objetivo, representar a un grupo de personas en particular, como pueden ser los ancianos, los niños o por ejemplo los militares, por poner un grupo social concreto. Son lo que podríamos denominar como retratos anónimos, en el sentido que lo importante no es tanto el modelo en particular, si no el grupo al que representar.

anciano-acuarela-retrato
Retrato a la acuarela de un anciano.

Otra consideración a tener en cuenta a la hora de hacer un retrato es la posición del modelo. Es decir si es de frente, de perfil, de tres cuartos. Dependerá de los rasgos particulares de la persona retratada. También es interesante pararse a considerar si el retrato será solo de cabeza, de medio cuerpo o de cuerpo entero. Los retratos de cuerpo entero o de más de medio cuerpo por ejemplo, se suelen reservar para retratos institucionales, donde la persona es retratada con motivo de su cargo, puede ser el caso de un presidente, un rector, un cargo eclesiástico de relevancia por ejemplo. El estar el modelo de pie le añade solemnidad al retrato, lo que cuadra perfectamente con lo que se pretende reflejar del modelo. Esto es fácil de comprobar buscando cualquier retrato de los reyes a los largo de la Historia; además da una imagen de mayor dinamismo de la persona, es como si estuviera predispuesto a la acción, a dar órdenes, a ponerse en movimiento. Esto es muy propio de personaje con poder, que siempre buscan la forma de reforzar ese poder a través de cómo cultivan su imagen pública.

Otra variante es el retrato sentado, en este caso, se trata de un retrato en el cual se pretende dar una imagen más relajada del modelo. Es también apropiado para personas de una cierta edad, que suelen tener una serie de “permisos sociales” que solo los años cumplidos confieren. Cada una de estas variantes da una imagen del modelo, de su condición social, de su personalidad. Es parte importante en el arte del retrato saber valorar, estos aspectos, al margen de que el retrato, si ha lugar, pida una cosa o la otra.

Una vez más, os emplazo a dibujar y a disfrutar. Esto último siempre, y más en verano, que es la estación que se presta mejor a ello.

No os olvideis de suscribiros al blog para estar al corriente de los últimos post.

retrato-ancianos-tinta
Retrato a pincel y tinta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s