Dibujo

Técnica: Bolígrafo BIC 4 colores

Como ya comenté en otra entrada, nunca tengo tantas ganas de dibujar como cuando veo a otros dibujar, y lo mismo pasa con las herramientas de dibujo. Cuando veo los resultados que otros obtienen con una determinada herramienta, siento unas ganas irrefrenables de ir a la tienda, comprarla y empezar a usarla. Supongo que este tipo de impulsos hasta tiene un nombre en el campo de la psicología. También supongo que es perfectamente humano, y parte de la explicación es que queremos emular a los demás, o que tenemos una necesidad como especie de probar cosas nuevas. En sí por supuesto, al menos a mí, no me parece malo. A través de la experimentación, en esto de la creación artística y en la vida en general, es como se aprenden cosas nuevas, y como nos desarrollamos cada vez más como artistas y como personas.

Pues el último hallazgo en esto de las herramientas es el Bolígrafo BIC de 4 colores, todo un clásico que incluso tiene una entrada en la Wikipedia, eso sí, en francés (enlace). He visto muchos dibujos de diversos artistas por la red realizados con este tipo de bolígrafo, y con el clásico bolígrafo BIC azul ni te digo cuantas hay dando vueltas por Internet. La ventaja del “4 colores” es que combinando los colores en capas, se pueden lograr muchos más matices. Yo de momento solo he llegado hasta las primeras etapas de esta herramienta, pero desde luego se queda definitivamente en mi bolsa de los trucos, por que me encanta.

No os olvideis de dibujar, y de disfrutar dibujando. Y tampoco os olvideis de dejar vuestro correo para estar al tanto de las últimas novedades del blog

Dibujo boligrafo BIC
Dibujo boligrafo BIC
Dibujo boli BIC
Dibujo boli BIC
Dibujo

La paradoja temporal

Hoy voy a hablar de un extraño fenómeno que se produce en el mundo del dibujo, de la pintura, la ilustración, la poesía. la literatura y en general en cualquier dominio que tenga que ver con los artistas y la creación. Ese extraño fenómeno es lo que yo denomino “la paradoja temporal” ¿En que consiste? Pues se podría resumir con aquél viejo refrán que dice el tiempo todo lo cura.

A todos los que dibujamos o creamos algo en general nos ha pasado, en más de una ocasión, que después de hacer un dibujo nos preguntamos ¿como pude dibujar esto? o bien nos hacemos aquella reflexión que dice “le falta algo”, otra variante es “¡Buf que fallo! ¿como no me dí cuenta de que…..? ¿Para que perdería tanto tiempo dibujando una taza y por encima para este resultado? Y una vez que la pregunta y/o exclamación ha sido proferida nos apresuramos a esconder el terrible error anti natura de turno, nos pasamos unas cuantas horas pensando que no valemos para esto, que no sé por que me empeño en, etc. Aunque casi siempre por suerte acabamos reincidiendo y cogiendo de nuevo los bártulos para dibujar. Es decir que la vida sigue, pasa el tiempo.

Un día, reordenando, nos encontramos con aquellas hojas del cuaderno donde se había escondido el monstruo, lo vemos. lo miramos, lo admiramos y pensamos ¡Pues no está tan mal! ¡Que demonios! ¿Como pude ser tan duro conmigo mismo en aquellos días?

La moraleja de este cuento es la siguiente, nunca seas demasiado duro en tu autocrítica, busca siempre algo bueno que sacar de cada dibujo, no juzgues un dibujo en caliente, apártalo y retómalo pasadas unas horas, unos días. o semanas. No esperes que cada dibujo sea “El dibujo”, solo es un peldaño más en tu recorrido, algunos peldaños salen mejor otros peor, nada más. Casi siempre esperamos que cada dibujo tenga algo especial, y si no lo tiene, o no lo sentimos como tal lo arrinconamos, en cambio si se le hubiera dado una segunda oportunidad (pronto hablaré sobre retrabajar un dibujo), cambiando un fondo, o añadiendo algún elemento habría cobrado esa vida que se supone que debe de tener. Recordad además que los que ven nuestros dibujos, no saben de aquél fallo que nosotros vemos como la nariz en la cara, no son conscientes del error en la perspectiva, o que ese estilo que hemos probado en este dibujo a ellos les encanta, etc

Creo que ha quedado claro lo que quería decir así que no me extiendo más. Dibujar es ante todo disfrutar, no hay que olvidarlo. No os olvideis de dejar comentarios, siempre bienvenidos, y de dejar vuestro correo para estar al día de los nuevos post.

Algunos ejemplos de dibujos a los que el tiempo, médico y abogado universal, fue redimiendo (y podría poner muchos más)

Dibujo al grafito
Dibujo al grafito
Dibujo lirios grafito
Dibujo lirios grafito
dibujo grafito acuarela
dibujo grafito acuarela
Dibujo grafito acuarela
Dibujo grafito acuarela
Dibujo

Técnica: Creatividad

Dibujo tinta acuarela
Dibujo tinta acuarela

Repasando y ordenando los cuadernos caí sobre este dibujo. Me acuerdo de la situación, era en una cafetería y yo estaba dibujando mi taza, como tantas otras veces. Cerca de mi mesa había una chica y un chico, y la actitud del uno y del otro me hizo pensar que la relación, del tipo que fuera, no pasaba por su mejor momento. Así que para completar mi dibujo decidí recrear la conversación, aunque ellos estaban en silencio, dibujando los bocadillos alrededor de la taza.

Ideas como esta son una buena forma de entrenar la creatividad, interpretar nuestro entorno, darle un sentido al dibujo que hacemos, debería de ser una parte importante del para que dibujamos. No somos simples reporteros que hacen una crónica en forma de dibujo, cuando vamos de Urban Sketchers, quiero decir. Somos personas que sienten algo en relación a lo que ven, cada uno tenemos nuestro estilo, nuestra forma de traducir en imágenes lo que vemos. Pues eso tiene que estar en el dibujo, tiene que estar el momento, el lugar, la luz, los colores, los sonidos, todo cuanto nos toca, y podemos dejar fuera, sin remordimientos todo aquello, que en ese instante, no hace vibrar ninguna cuerda en nuestro interior.

Dibujar es expresarse a sí mismo, no hay que olvidarlo. No os olvideis vosotros de dibujar, y de disfrutar.

Dibujo

Drink&Draw, 64 ed.

Dibujo acuarela y tinta
Drink & Draw

El movimiento #Drink&Draw es un movimiento urbano, algo parecido al Urban Sketching, que pretende, y lo consigue, reunir una vez al mes a los ilustradores, dibujantes, grafiteros y demás fauna del mundo del dibujo. En principio fue creado para los profesionales del mundillo, pero con el tiempo se fue convirtiendo en universal. Hoy puede participar cualquier aficionado o amante del dibujo que quiera hacerlo. Además de conocer gente con las mismas aficiones e intereses, una de las mayores ventajas de participar en estas convocatorias es la de motivar, dar ganas de dibujar. Yo personalmente nunca tengo mas ganas de dibujar como cuando veo a otros artistas manos a la obra.

La reunión se lleva a cabo en algún bar, cafetería, tasca, café y demás locales de ocio de la ciudad. Este movimiento ya se ha instalado en el circuito mensual habitual en el mundillo. El principal organizador en Vigo es Sergio, al que todos los participantes agradecemos su labor desinteresada.

El dibujo que ilustra la entrada es una combinación de varios medios, empezando por supuesto por el lápiz de grafito. Como ya sabéis siento devoción por este medio; tenemos también acuarela, gouache, bolígrafo, tinta de estilográfica, todo mezclado. Al final uno de los objetivos que siempre debemos tener en la cabeza es la creatividad y divertirse experimentando. Eso se consigue como ya dije en alguna ocasion, arriesgando y sabiendo cambiar de rumbo según el dibujo lo va pidiendo. Como veis cualquier cosa vale como modelo, yo suelo cebarme en los participantes, aunque son unos modelos pésimos por lo mucho que se mueven.

Ya sabeis, no os olvideis de dibujar. Comentarios siempre bienvenidos y podeis suscribiros al blog para estar al dia de las últimas entradas.

Dibujo

Técnica: Lápices de colores

Mueble de tés lapices de colores
Mueble de tés lapices de colores

No soy especialmente fan de los lápices de colores, de hecho suelo usarlos mas bien poco. Sin embargo hay que reconocer que para ciertos trabajos y para ciertos acabados dan bastante juego, sobre todo cuando se usan haciendo lo que se denomina hatching en el mundo anglosajón. Es decir mediante la combinacion de lineas cruzadas en distintos ángulos.

La entrada de hoy está ilustrada con un dibujo que realicé hace unos años, representa un mueble para guardar tés de unos de los cafés mas antiguos de Vigo. Este sitio se caracteriza entre otras cosas por su desorganizacion organizada, pues precisamente para transmitir ese “Mood“, de un lugar con mucha personalidad, un tanto caótico, y con muchos rincones que añaden capas de personalidad al ambiente general, los lápices de colores pueden ser muy útiles.

Como ya expuse en la entrada Trozos menos es mas capturar solamente una parte del mueble y sin demasiado detalle también contribuye a expresar los ” trozos” que se van sumando en esa barra, de una forma natural y sin duda de un modo no intencionado.

Ya sabeis, a dibujar y a experimentar con todos los medios que tengáis al alcance. No os olvideis de dejar algún comentario, o preguntas si las teneis que siempre es bienvenida cualquier participacion por vuestra parte; tampoco de dejar vuestro correo para estar al corriente de las últimas novedades del blog.

Dibujo

Urban Sketching – Vigo 7

Boceto calle Vigo
Boceto calle Vigo

Los rincones olvidados de las ciudades me interesan desde siempre, obviamente conozco mejor los de mi ciudad, Vigo. Es cierto que según van pasando los años, cada vez quedan menos rincones interesantes, aquellos que un día fueron extrarradios y que según la ciudad fue creciendo acabaron integrándose totalmente en lo que hoy se considera el centro. Muchos desaparecieron por que las antiguas construcciones fueron derruidas y reemplazadas por edificios nuevos, que tal vez con el tiempo también fueron derribados. En algunos casos quedan solo vestigios, marcas de los tejados de las casas en una pared medianera entre dos edificios, algunas piedras integradas en una tapia y que resisten como pueden el acoso del tiempo. Nostalgia supongo, pero tengo la impresión que cada vez las ciudades se vuelven arquitectónicamente más frías, más feas es seguro.

Este dibujo fue hecho a partir de una fotografía que saque de uno de esos rincones, un espacio que no es ni una plazoleta, ni una acera ancha. Lo hice con grafito y luego añadí los colores con sencillos lápices de colores. Rebajé los vibrantes colores que suelen tener los lápices con la goma, para desgastarlos un poco y luego una veladura de grafito para accentuar la atmósfera de recuerdo lejano y ligeramente borroso. Un pequeño dibujo sencillo para retratar un rincón por donde ya casi no pasa nadie, solo aquellos que buscan un sitio para aparcar sin tener que pagar.

Ya sabeis a dibujar y a disfrutar. Todo puede ser dibujado e interpretado con cualquier medio artístico que uno tenga a su alcance.

Dibujo

Urban Sketching – Vigo 6

Boceto a tinta del Hote Moderno, Vigo
Boceto a tinta del Hotel Moderno, Vigo

El edificio del Hotel Moderno, está ubicado en la Puerta del Sol de Vigo, es un edificio antiguo de piedra que fue diseñado por el arquitecto Michel Pacewicz. El hotel se inauguró en 1906. El edificio es digno de ser admirado, y destaca de forma imponente dominando la esquina nordeste de la Puerta del Sol, con su piedra trabajada, sus ventanas de estilo Art Nouveau y su aire señorial que no le tiene miedo al paso del tiempo. Para los que nos gusta dibujar y capturar todos los bellos edificios de las ciudades, es como un imán para el lápiz y el cuaderno. Aunque para dibujarlo en todo su esplendor habría que pasar muchas horas frente a él. Sé de buena tinta que las vistas desde la cúpula son imponente, ya que se dominan buena parte de los tejados de la zona desde las ventanas recortadas en esa cúpula, que por cierto fue reformada en años posteriores, cuando el hotel fue vendido y comprado por el empresario Cesáreo González, productor de cine oriundo de Vigo. Hoy el edificio es un edificio de viviendas para los VIP´s de Vigo.

El boceto fue realizado a lápiz y pasado a tinta con tinta de estilográfica a sabiendas de que destiñe, luego le dí un lavado con agua, lo que cual provocó esos efectos de desteñido y manchones, que para mi gusto reflejan perfectamente la idea de paso del tiempo, y el sabor de los recuerdos. Luego un simple repaso por las líneas para que nos perdiera el dibujo y ya está. Sencillo y rápido.

Nos os olvideis de dibujar y disfrutar, además de disfrutar dibujando.